SERAPHINA

52

Seraphina

Rachel Hartman

Nocturna Ediciones

Seraphina busca lector o lectora bien preparada. Se trata de una novela exigente que necesita de un ojo atento para adentrarse en un universo barroco de descripciones, ambientes, personajes, subtramas y lenguajes. A cambio, se verá recompensado con un argumento que acabará atrapándolo página a página.

Y es que esta novela supone un reto lector, apropiado para aquellos jóvenes que deseen explorar un camino de transición hacia textos más complejos y así madurar literariamente. Detrás de una trama que, a simple vista, nos resulta familiar en la literatura fantástica juvenil, un reino mágico donde conviven a duras penas dragones y humanos, hay una novela que desarrolla con minuciosidad las intricadas relaciones políticas y religiosas, sociales y personales de una sociedad cuya paz se tambalea y por la que desfilan numerosos personajes en los que la autora se ha empleado a fondo para caracterizar, también, con detalle.

Entre ellos destaca, obviamente, su protagonista, Seraphina, una joven de dieciséis años, medio humana, medio dragona, mestizaje que la hace interesante, en la encrucijada de dos razas cada vez más enfrentadas entre sí. Evoluciona a lo largo de la novela al ir descubriendo sus secretos del pasado y desvelando los misterios del futuro a través de la investigación del asesinato del príncipe Rufus, hijo heredero de la reina Lavonda, suceso que la mayoría de los humanos han adoptado como excusa para perseguir a los dragones. Seraphina es además una música de gran talento que acabará convirtiéndose en maestra de la corte, cargo que le deparará ventajas pero también peligros.

Se nota aquí que la autora Rachel Hartman ha aprovechado su carrera musical para explicar y describir con detalles y tecnicismos todo lo relacionado con ese don que atañe a la protagonista. Igualmente se entrevé cómo sus estudios universitarios en Literatura comparada se vierten en el uso del lenguaje y en el manejo de las técnicas narrativas. No es de extrañar: su tesis versó sobre la parodia y la paradoja en el Quijote.

Aquí donde la novela se resiente por una excesiva carga conceptual que interfiere en el ritmo de la narración, sobre todo en los capítulos iniciales, y que ponen un poco a prueba la paciencia de los lectores. Se agradece que se hayan incluido al final del libro dos pequeñas guías para facilitar el seguimiento y el entendimiento de la historia: la guía con el elenco de personajes, muy bien agrupados por clases sociales, familias, lugares…y un pequeño glosario de palabras, algunas que rayan el cultismo (el trabajo de la traductora Marta Torres Llopis debió de ser intenso y riguroso) y otras pertenecientes al dialecto específico del reino o de los dragones, que puede resultar algo cansado de seguir.

La editorial Nocturna ha cuidado bien la presentación del libro, cuya portada es buen reflejo de su alma: un dibujo minucioso, rayita a rayita, donde se contempla un imponente dragón de ecos legendarios sobre los tejados de una ciudad de tintes góticos, en medio del cual aparece en oro el nombre de la protagonista que da título a la obra.

En definitiva: seguro que hay lectores y lectoras valientes que no se dejarán arrugar por esta profusión de técnica y que se adentrarán en un complejo mundo… que les hará pensar también en el nuestro.

Alberto

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s