0

CARMELA Y SU DUENDE

Carmela y su duende

Gustavo Martín Garzo

Ilustraciones de Beatriz Martín Vidal

Ed. Oxford. 2011

A veces escoges libros para llevarte a casa sin saber muy bien el porqué y cuando los empiezas a leer te das cuentas de que realmente son ellos los que te han escogido a ti. Eso fue, sin duda, lo que sucedió con Carmela y su duende.

Llegó en su bolsa, se quedó olvidado allí varias semanas y una noche de estas navidades, complicada y difícil, decidió salir para ser contado y, de paso, encogernos el corazón y ponernos el alma con la piel de gallina.

Carmela y su duende es un texto fantástico, mágico, conmovedor y profundo, escrito por Gustavo Martín Garzo con una sensibilidad y un gusto exquisito. Trata la historia de una librera desde niña: su amor por los libros, por la vida. En ocasiones, la que escribe estas líneas se sintió tan identificada que quiso creer que Carmela era ella y ella era Carmela. Es la magia de los libros, que nos permiten trasformarnos en aquellos personajes que nos impactan. Ésta es una lectura preciosa para hacerla en voz alta, porque aunque tiene ilustraciones muy hermosas no son lo más destacado del libro . A pesar de ser una lectura triste, trágica en algunos episodios, es también esperanzadora y cuando se lee no invita a llorar porque nos produzca pena, sino que invita a las lágrimas de emoción. Nadie que ame la lectura debería perderse este libro con el que palabra tras palabra, página tras página, se sentirá identificado.

Es uno de esos libros que una termina de leer y se hace un silencio profundo. Sabemos que, inevitablemente, Carmela y su duende ya formarán parte de la memoria familiar de lecturas compartidas.

Un libro pequeño en formato pero grande en emoción.

 

Ana N.

0

OLIVIA Y LAS PRINCESAS

olivia-princesas

Olivia y las princesas

Ian Falconer

Fondo de Cultura Económica, 2012

Olivia es una cerdita que protagoniza una serie de álbumes escritos e ilustrados por Ian Falconer. Es imposible no enamorarse de Olivia desde que la conoces, tengas la edad que tengas. Aunque se supone que sus historias van dirigidas al público infantil, son los papás, los abuelos o quien sea que le toque leer el cuento quienes más lo disfrutan …o al menos lo disfrutan a partes iguales. Esto pasa muchas veces y es el ingrediente perfecto para la lectura compartida.

Olivia no es una cerdita como las demás: es una niña con cuerpo de cerdita. Olivia es contestona, intensa, apasionada, divertida. Olivia tiene opiniones variadas y las expresa sin problema; no se cansa, le encanta saltarse las normas, disfruta con el baile, con la música, con el arte; es estrafalaria, extravagante, es… absolutamente adorable.

En esta ocasión Olivia no quiere ser princesa porque ser princesa no es divertido. Ser una princesa rosa es lo más aburrido del mundo y desde luego no va con su carácter rebelde e inconformista. Con este argumento, asistimos a un alegato casi, casi feminista en que Olivia reivindica que las niñas pueden aspirar en la vida a ser muchas cosas, a cada cual más interesante. Olivia es valiente y no deja que ningún obstáculo se le ponga por delante.

El texto, escaso pero conciso, es divertido, lleno de ironía y sarcasmo, magistralmente acompañado de unas ilustraciones sin demasiado colorido, como es habitual en todos los libros de Olivia, pero cargadas de simbolismo y que dan mucha viveza y emoción a las situaciones.

Ana N.