0

EL SOL, LA LUNA Y EL AGUA

ekare-laura-herrera-el-sol-la-luna-y-el-agua-angeles-vargas-220x281

EL SOL , LA LUNA y EL AGUA.

Un cuento de Nigeria. Versión de Laura Herrera

Ilustraciones de Ángeles Vargas

Ediciones Ekaré-2015

Si tuviese que decir temas estrella que emocionan, interesan y aparecen constantemente en la clases donde conviven niñas y niños de Infantil, diría: los animales. Sus animales y los animales salvajes, en los que nunca incluyen a la lagartija porque “no hace nada”, pero sí siempre al lobo. El lobo les da miedo y aúlla a la luna.

Los  temas sobre animales se llevarían todas las medallas. Los dinosaurios serían oro. Plata para “los bichos”, ese grupo de animales diversos, todos pequeños, pero que siempre que aparecen en el recreo es un hallazgo digno de titular de periódico. Y la medalla de bronce… bueno, esa, no menos importante, se la llevarían las plantas: “ coger flores para mamá” , cortar hierba y amontonarla, plantar semillas, verlas germinar y crecer, cavar, limpiar malas hierbas y otras que no lo son tanto…

Resumiendo, animales y plantas son temas que motivan. Ahora bien, tenemos que tener en cuenta una cosa: el sol y el agua son necesarios para  la vida. Sin el sol y sin el agua no podríamos vivir ni las personas, ni los animales, ni las plantas. Y si hablamos de jugar, el sol y el agua son… ¿cómo diría yo? ¡imprescindibles!. Jugar con el agua, con la luz, con las sombras; regar, chapotear, experimentar, es siempre divertido. Vaya, que sol, luna y agua también son temas estrellas en nuestras clases.

Siempre pienso y defiendo que todo está en los cuentos: animales, plantas, sol,  lunas y lobos, agua… todos  “temas estrella”. Pienso y defiendo que todo está en los cuentos, pero no quiero decir con ello, de verdad que no,  “este cuento me sirve para trabajar este tema o este otro”… No, lo que quiero decir  es que mirar, leer, vivir en clase los cuentos, los buenos cuentos, es vital. Con este álbum, que aún no he empezado a reseñar, eso se percibe a primera vista, antes incluso de abrirlo y de saber la historia que guardan sus páginas.

También ayuda que en su título aparecen tres temas estrella -¿os acordáis?-: sol, luna, agua. Solo mirar la cubierta te atrapa, sientes el calor por el color y  presientes la atracción que van a generar la historia y sus personajes.

Esta leyenda Nigeriana nos habla de la época en la que el Sol, la Luna y el Agua vivían juntos en la Tierra. En doce ilustraciones a doble página, El Sol , la Luna y el Agua aparecen personificados y caracterizados por el color y la vestimenta, y nos cuentan su historia. El Sol, rojo y naranja; la luna, gris azulada; verde agua, el agua. La vestimenta de los personajes es africana, con colores y dibujos geométricos. Rojo y naranja llenan las páginas de todo el álbum transmitiendo la sensación de calor del clima africano. Y con esos mismos colores le dan un protagonismo especial al Sol y a su poder, pero la Luna vigila todo  su quehacer y lo supervisa.

Sol, Luna Y Agua son amigos, muy amigos, pero no siempre lo tienen fácil para reunirse y charlar, sobre todo el Agua. ¡Ocupa tanto espacio! y ¡viven tantos animales con ella…! El problema crece y crece hasta que no hay más solución  que saltar hacia lo alto.

Una retahíla nos acompaña en esta ascensión. Y como la poesía y las buenas narraciones tienen música en su interior, nos propusimos ponerle voz, melodía y percusión a la leyenda. El sonido africano nos llamaba y la recomendación final del libro nos  animó aún más. Dice así: “El sol, La Luna y el Agua es un cuento muy popular del folclore nigeriano y ha sido traducido y publicado en muchas lenguas. Esta versión incluye unos versos a los que se les puede poner música, porque dicen los cuentacuentos de Nigeria que una historia siempre queda mejor si se le suman los cantos, ritmos y bailes.

hebe sol 1

En nuestro Sillón Rojo leímos la historia, varias veces, tanto maestras como  peques. La leyenda ya era nuestra. ¿Qué podríamos usar para hacer la percusión? Unos tubos de cartón duro. ¿Y el sonido del agua? Compramos dos tipos de palos de lluvia. Botellas de plástico rellenas de pequeñas pinturas rojas, naranjas y amarillas para el sol y azules para la luna, nos servirían para la percusión del gran salto. Repartimos tareas, creamos vestuario. En realidad, como artistas de verdad, reutilizamos un vestuario que ya teníamos. Buscamos música  africana para el baile y una melodía para la retahíla. En equipo -de otra forma no hubiese sido posible- construimos una banda sonora para la leyenda nigeriana. Contamos la leyenda, la cantamos, y en el escenario de un teatro así se nos vio, escuchó, aplaudió… y este cuento se acabó.

MIRTA MORÁN

En esta dirección de internet está la grabación completa de la representación de todos los colegios que intervinieron en el curso de formación  CBS (Crea la banda sonora de tu vida) del CPR de Gijón, en el que participamos con El Sol, La Luna y el Agua.

https://www.youtube.com/watch?v=MTX8y5HBhbo ( en el minuto 13:00, nuestra actuación en La Laboral, en el concierto “Crea la banda sonora de tu vida”)

 

0

Enigmas y Cuentos populares españoles

enigmas y cuentos populares.png

Cuentos populares españoles. Edición de J.M. Guelbenzu. Ediciones Siruela.
Enigmas.  Beatriz Martín Vidal. Editorial Thule.

Quizás convenga comenzar aclarando la razón de tanto título y autor en la presente reseña. Se trata de dos libros que han confluido, sin pretenderlo, por pura y afortunada casualidad y que han logrado compenetrarse y enriquecerse ante los alumnos de 2º de la ESO.  Trabajar la oralidad en clase no resulta precisamente sencillo: es algo que suele incomodar, que escarba inseguridades y pone a prueba autoestimas y latidos cardiacos. De ahí, la difícil elección del asunto que dé pie a las exposiciones. Dándole vueltas y más vueltas, opté por trabajar los cuentos populares españoles, de los que reconozco ser una gran entusiasta.

Un día cualquiera decidí ofrecerles uno de miedo, “La asadura del muerto”, que cumplió con creces su cometido. Por compensar, continué con otro humorístico, “Juan Bobo”, que también desplegó su fascinación entre el auditorio. Cerré el muestrario con “Perico el Mago”, ofrecido como el antecedente autóctono de Harry Potter. La curiosidad fue en aumento y, ya sugestionados, aceptaron que cada uno debería contar un cuento ante el público de su clase. Contado, no leído, eso era lo fundamental. La actividad resultó un éxito, teniendo en cuenta la poca práctica en contar cuentos y lo poco familiarizados que están con lo popular y lo políticamente incorrecto. De esta manera, se escucharon cuentos titulados “La casita de azúcar” (“Hansel y Gretel”), “El hombre del saco”, “La niña de los tres maridos”, “El cuarto prohibido” (“Barba Azul”), “Pulgarcito”, “La gaita que hacía bailar a todos”, “Piedra de dolor y cuchillo de amor”….. y un largo etc. Entre nervios, risas, sorpresas e incluso, concentración, se fueron escuchando estas sabrosas historias no exentas de cierta polémica (al inicio les costaba aceptar el mundo propio de los cuentos). Comprobé, sin embargo, cómo lo “auténtico” sigue funcionado.

La actividad ya se daba por zanjada el 30 de noviembre pero justo unos días más tarde, el 3 de diciembre, se presentaban en la Librería El Bosque de la Maga Colibrí dos libros de Beatriz Martín Vidal:  Enigmas y Caperuza. Y así continuó el hilo conductor. Como público y envuelta por los originales de la autora, fui consciente de que todo cobraba aún más sentido. Les iba a llevar a clase un precioso regalo que coronaba sus esfuerzos y rendía un artístico homenaje a los cuentos que ya conocían.
En Enigmas se plantean una serie de preguntas sobre personajes de cuentos clásicos que, sin duda, rompen los esquemas que hemos ido aceptando. Beatriz, que siente verdadera fascinación por estos relatos y que, según explicó, trabajó desde la más absoluta libertad (antes de pensar en publicarlos ya los había realizado con una entrega y dedicación propia de quien lo hace por placer), plantea una serie de interrogantes en una doble página en blanco y negro, que se resolverán (o medio resolverán) en un estallido de color en la doble página que los sigue. Hay preguntas como estas:
Resultado de imagen de enigmas caperucita roja beatriz martinCaperucita Roja…
¿Qué encontró?
¿Qué aprendió en el tiempo que estuvo allí dentro,
en lo profundo del gran, gran, gran lobo feroz?

Beatriz también se pregunta sobre el motivo por el que regresaron Hansel y Gretel a casa, si Blancanieves estaba muerta o dormida, si las hermanas de la Sirenita perdonaron al príncipe, si la Madrastra aprendió a ser malvada o era así desde pequeña, si Pulgarcito sintió algún remordimiento por haber provocado la muerte de las siete hijas del ogro… Lo curioso de todo esto es que funciona a la perfección el hecho de separar el texto, tan breve, de las impactantes imágenes al óleo en los originales. Somos nosotros, los lectores, quienes unimos los dos mundos en nuestra cabeza y logramos que todo fluya. De todas formas, por mucho que se intente describir, lo mejor que se puede hacer es visitar la exposición en persona.
Para concluir, más allá de reconocer la indiscutible capacidad de esta joven ilustradora, voy a presentar algunas de las reacciones que ha provocado en los alumnos y alumnas que han seguido todo el proceso sin cerrar la boca y con las pupilas totalmente dilatadas. Estas son algunas opiniones:

La Bella Durmiente es la ilustración que más me ha gustado porque yo pienso y me pregunto cosas todo el día. Tener cien años para pensar y soñar. Para mí está muy bien ilustrado según la situación. La expresividad de su rostro da qué pensar. Nunca le contó a nadie lo que soñó o pensó, pero nadie le preguntó.
María P. 13 años

He elegido la imagen de Blancanieves porque me impactó que estuviese en un ataúd. Yo creo que está viva pero tenía catalepsia o entonces murió y la historia está mal contada.
Bárbara G. 14 años

Resultado de imagen de enigmas beatriz martin vidalCaperucita negra es mi favorita porque al pensar en una niña que está abandonada en el bosque, sin nada, y consigue vencer al lobo y sobrevivir en un lugar hostil, me da escalofríos. Pregunta: ¿buscó el lobo a caperucita o caperucita al lobo?
Pelayo del V. 13 años



Me impactó la de los cisnes salvajes porque representa la inseguridad que tenía en su interior de ser un príncipe o un cisne. Según el dibujo, el hermano está atrapado entre dos sentimientos: la responsabilidad y la libertad.
Pregunta: ¿cómo se te ocurrió la forma de representar la inseguridad del príncipe en una imagen?
Brahim J. 13 años

Me impactó la de las hermanas de la Sirenita porque no las imaginaba así de terroríficas.
Manuel P. 13 años

Resultado de imagen de beatriz martin vidal enigmasEscogí la Madrastra porque me impacta la cara de la madrastra, no tiene ninguna preocupación. Yo creo que tuvo una situación traumática que la dejó así.
Pregunta: ¿por qué los clavos de los pájaros no tienen sangre?
Cristina T. 13 años

Una experiencia de Olga Orviz con sus alumnos de 2º ESO