0

Enigmas y Cuentos populares españoles

enigmas y cuentos populares.png

Cuentos populares españoles. Edición de J.M. Guelbenzu. Ediciones Siruela.
Enigmas.  Beatriz Martín Vidal. Editorial Thule.

Quizás convenga comenzar aclarando la razón de tanto título y autor en la presente reseña. Se trata de dos libros que han confluido, sin pretenderlo, por pura y afortunada casualidad y que han logrado compenetrarse y enriquecerse ante los alumnos de 2º de la ESO.  Trabajar la oralidad en clase no resulta precisamente sencillo: es algo que suele incomodar, que escarba inseguridades y pone a prueba autoestimas y latidos cardiacos. De ahí, la difícil elección del asunto que dé pie a las exposiciones. Dándole vueltas y más vueltas, opté por trabajar los cuentos populares españoles, de los que reconozco ser una gran entusiasta.

Un día cualquiera decidí ofrecerles uno de miedo, “La asadura del muerto”, que cumplió con creces su cometido. Por compensar, continué con otro humorístico, “Juan Bobo”, que también desplegó su fascinación entre el auditorio. Cerré el muestrario con “Perico el Mago”, ofrecido como el antecedente autóctono de Harry Potter. La curiosidad fue en aumento y, ya sugestionados, aceptaron que cada uno debería contar un cuento ante el público de su clase. Contado, no leído, eso era lo fundamental. La actividad resultó un éxito, teniendo en cuenta la poca práctica en contar cuentos y lo poco familiarizados que están con lo popular y lo políticamente incorrecto. De esta manera, se escucharon cuentos titulados “La casita de azúcar” (“Hansel y Gretel”), “El hombre del saco”, “La niña de los tres maridos”, “El cuarto prohibido” (“Barba Azul”), “Pulgarcito”, “La gaita que hacía bailar a todos”, “Piedra de dolor y cuchillo de amor”….. y un largo etc. Entre nervios, risas, sorpresas e incluso, concentración, se fueron escuchando estas sabrosas historias no exentas de cierta polémica (al inicio les costaba aceptar el mundo propio de los cuentos). Comprobé, sin embargo, cómo lo “auténtico” sigue funcionado.

La actividad ya se daba por zanjada el 30 de noviembre pero justo unos días más tarde, el 3 de diciembre, se presentaban en la Librería El Bosque de la Maga Colibrí dos libros de Beatriz Martín Vidal:  Enigmas y Caperuza. Y así continuó el hilo conductor. Como público y envuelta por los originales de la autora, fui consciente de que todo cobraba aún más sentido. Les iba a llevar a clase un precioso regalo que coronaba sus esfuerzos y rendía un artístico homenaje a los cuentos que ya conocían.
En Enigmas se plantean una serie de preguntas sobre personajes de cuentos clásicos que, sin duda, rompen los esquemas que hemos ido aceptando. Beatriz, que siente verdadera fascinación por estos relatos y que, según explicó, trabajó desde la más absoluta libertad (antes de pensar en publicarlos ya los había realizado con una entrega y dedicación propia de quien lo hace por placer), plantea una serie de interrogantes en una doble página en blanco y negro, que se resolverán (o medio resolverán) en un estallido de color en la doble página que los sigue. Hay preguntas como estas:
Resultado de imagen de enigmas caperucita roja beatriz martinCaperucita Roja…
¿Qué encontró?
¿Qué aprendió en el tiempo que estuvo allí dentro,
en lo profundo del gran, gran, gran lobo feroz?

Beatriz también se pregunta sobre el motivo por el que regresaron Hansel y Gretel a casa, si Blancanieves estaba muerta o dormida, si las hermanas de la Sirenita perdonaron al príncipe, si la Madrastra aprendió a ser malvada o era así desde pequeña, si Pulgarcito sintió algún remordimiento por haber provocado la muerte de las siete hijas del ogro… Lo curioso de todo esto es que funciona a la perfección el hecho de separar el texto, tan breve, de las impactantes imágenes al óleo en los originales. Somos nosotros, los lectores, quienes unimos los dos mundos en nuestra cabeza y logramos que todo fluya. De todas formas, por mucho que se intente describir, lo mejor que se puede hacer es visitar la exposición en persona.
Para concluir, más allá de reconocer la indiscutible capacidad de esta joven ilustradora, voy a presentar algunas de las reacciones que ha provocado en los alumnos y alumnas que han seguido todo el proceso sin cerrar la boca y con las pupilas totalmente dilatadas. Estas son algunas opiniones:

La Bella Durmiente es la ilustración que más me ha gustado porque yo pienso y me pregunto cosas todo el día. Tener cien años para pensar y soñar. Para mí está muy bien ilustrado según la situación. La expresividad de su rostro da qué pensar. Nunca le contó a nadie lo que soñó o pensó, pero nadie le preguntó.
María P. 13 años

He elegido la imagen de Blancanieves porque me impactó que estuviese en un ataúd. Yo creo que está viva pero tenía catalepsia o entonces murió y la historia está mal contada.
Bárbara G. 14 años

Resultado de imagen de enigmas beatriz martin vidalCaperucita negra es mi favorita porque al pensar en una niña que está abandonada en el bosque, sin nada, y consigue vencer al lobo y sobrevivir en un lugar hostil, me da escalofríos. Pregunta: ¿buscó el lobo a caperucita o caperucita al lobo?
Pelayo del V. 13 años



Me impactó la de los cisnes salvajes porque representa la inseguridad que tenía en su interior de ser un príncipe o un cisne. Según el dibujo, el hermano está atrapado entre dos sentimientos: la responsabilidad y la libertad.
Pregunta: ¿cómo se te ocurrió la forma de representar la inseguridad del príncipe en una imagen?
Brahim J. 13 años

Me impactó la de las hermanas de la Sirenita porque no las imaginaba así de terroríficas.
Manuel P. 13 años

Resultado de imagen de beatriz martin vidal enigmasEscogí la Madrastra porque me impacta la cara de la madrastra, no tiene ninguna preocupación. Yo creo que tuvo una situación traumática que la dejó así.
Pregunta: ¿por qué los clavos de los pájaros no tienen sangre?
Cristina T. 13 años

Una experiencia de Olga Orviz con sus alumnos de 2º ESO

 

0

ARLEQUÍN

978-84-15208-77-8-Arlequin-F2-6.jpg

 

Arlequín
Un poema de Federico García Lorca ilustrado por André da Loba:
Proyecto del equipo TresBrujas. Barbara Fiore Editora.

Conversación inventada  entre dos  familias:
Familia 1:sus hijos van a comenzar su escolarización.
Familia 2 :tienen a sus hijos escolarizados en  Ed Infantil y en los  primeros cursos de primaria.

– ¿Qué hacen en la escuela?
– Aprender jugando, dicen que todos los días aprenden jugando , también les leen y van a exposiciones,  al teatro, pasean alrededor de su escuela …

–  ¿Y así aprenden a leer?
– Sí, sí  no solo  aprenden a leer  , les gusta leer,  les gusta leernos sus libros, escenificarlos, dormirse leyéndolos o mejor escuchando como se los leemos, leerlos acompañados y leerlos  a solas , a gritos , susurrando y en silencio.

–  ¿ Y qué tipos de libros leen?
– Libros que emocionan, solo con imágenes sin texto , con imágenes y textos que nunca podrían ir separados , libros buenos, buenos  libros con buenas historias, con historias que nunca les  dejan , ni nos dejan ,indiferentes. En algunas ocasiones es casi mágico, libros con los que juegan, se divierten , actúan, experimentan, investigan , con los que son cómplices y de los que no se separan , ni para dormir.

– ¿Sí?, dime alguno
– Arlequín es uno de esos libros, es un libro juego, un libro puzzle, un libro poema, un libro teatro, una fiesta de libro.

– ¿Lo tenéis en casa?
– Aún no, pero lo tendremos sin duda

–  ¿Y entonces  cómo lo conoces?
– Porque  nuestras hijas e hijos vienen  emocionados de la escuela  con una pequeña maleta que dice contener “Un libro muy especial” ( en una ocasión era Arlequín), y cuando llega , una pista de circo se instala  rápidamente en el salón , un público emocionado (nosotros) tararea música de circo para que comience la función.  y ante nosotros se despliega  una escenificación poética visual y sonora. Poco a poco aparece Arlequín, cuatro versos ,16 palabras lo acompañan en su presentación:

Teta roja del sol, su brazo derecho nos saluda.  Teta azul de la luna, sus brazos extendidos parecen dispuestos a llegar a ti y abrazarte. Torso mitad coral, un pájaro lunar aparece en el escenario, vuela por Arlequín y nuestra mirada le acompaña. Mitad plata y penumbra y ya está ante nosotros en cuerpo entero Arlequín mostrando todo su color; colores definidos, vivos, alegres, que bailan al ritmo que hagamos bailar a Arlequín.

arlequin-desplegado

Toca volver a tararear para cerrar adecuadamente el libro , sí , si adecuadamente , porque no es un libro al uso en eso tampoco. Cerrar el libro es todo un ejercicio de malabarismo, de equilibrio, teniendo en cuenta que esta escenificación casi siempre se hace encima de una silla , en una pequeña escalera, vamos ¡por todo lo alto!

Ver cómo abren el libro, escuchar cómo recitan el texto  y cómo cuidadosamente y en el orden correcto pliegan cada una de sus partes, es un espectáculo.  Arlequín se despide y aplaudimos encantados y no estamos fingiendo, lo hemos disfrutad. Por si fuera poco luego podemos en familia seguir deleitándonos con los detalles de cada una de sus seis tapas duras cuadradas  llenas de color, de detalles, de múltiples historias. Siempre encontraremos algo nuevo que observar,  nuevas relacionas  visuales con el texto  poético que una y otra vez recitaremos con emoción. Podremos sentar  a Arlequín  a nuestro lado, investigar sobre su vida, saludar con su brazo rojo, saludar con su brazo azul , jugar a convertirlo en un cubo, hacer una cueva, un túnel…

 

¿ Y si preguntas a las niñas y niños que lo leen , qué dicen?
Pues dicen cosas como estas:

 Me gusta Arlequín porque:
– tiene sorpresas y colores
– es muy colorido
– ¡se abre!
– tiene cosas bonitas
– es flexible
– tiene secretos
– se parece a Pinocho y es muy divertido
– tiene muchos dibujos
– se abre y tiene muchos colores
-tiene muchas sorpresas
– mola mucho
-porque sí

Arlequín es un libro poema, un poema hecho libro, es juego de color, de formas, de construcción.  ¡Es un espectáculo!

Arlequín no es un libro. Es mucho más que un libro.

 

Mirta

0

MONKY

monky imagen

MONKY
Dieter Shubert
Ekaré, 2016

Monky es una emotiva historia, creada e ilustrada por Dieter Schubert. Se trata de un álbum sin palabras, pero con ilustraciones que permiten múltiples interpretaciones para los pequeños.
Empiezo la presentación del cuento en el aula de 5 años, como de costumbre en la zona de la asamblea. Conversamos sobre la ilustración de la cubierta, los colores de las guardas, los significados de la portada,… Al pasar página, muestran sorpresa al no ver letras para leer, pero no quieren silencio, me piden que les “lea” Monky.
Inicio la lectura y les voy contando la historia de un pequeño mono de peluche muy apreciado por su dueño, quien una tarde de lluvia lo pierde sin querer en un bosque…. un peluche que vive mil aventuras y desventuras… los niños siguen cada momento, participan, interpretan lo que ven, cada experiencia que vive el protagonista les preocupa. De repente, la historia da un giro inesperado, se alegran, se van quedando más tranquilos cuando de nuevo el peluche recibe protección y cariño. Pero aún queda una gran sorpresa final que, al ser vista, les llena de emoción y satisfacción, algunos de ellos llegan a exclamar: ¡Lo sabía!
Al día siguiente, a primera hora de la mañana, volví a coger el cuento y les propuse volverlo a leer de nuevo. Resultó un continuo juego de sorpresas, de claves que resolver y de pistas por descubrir, juego en la que ellos eran los principales lectores protagonistas.

monky 2 imagen
La lectura con sólo imágenes permite que los niños participen activamente en la construcción de la historia mientras observan y describen las ilustraciones, perciben su colorido, incluso preguntan: ¿cómo están hechos los dibujos?
También se dan cuenta de que las ilustraciones siguen un orden, que tienen un ritmo narrativo. De esta forma se consigue que todos y cada uno de los niños se envuelvan en la trama del cuento.
Volvimos a leerlo de nuevo al día siguiente. Les propuse la posibilidad de poner texto al cuento, a lo que me respondieron con un rotundo NO. Me explicaron que a ellos les gustaba así como era. Ante esta negativa les pregunté si tenían mascotas de peluche, a lo que me respondieron afirmativamente. La gran mayoría querían contarme quién era, cómo era, qué hacían con ella… les noté entusiasmados. Así que les propuse que cada uno trajese su muñeco a clase. Nos acompañaron durante todo el día y así pude observar cómo interaccionaban con ellos: les explicaban lo que hacíamos en cada momento, les hablaban durante los trabajitos,les preguntaban dónde querían jugar, les hacían bailar con las demás mascotas, … se sentían felices junto a ellas. Fue entonces cuando se me ocurrió la idea de hacer entre todos un libro de nuestras mascotas. Pareció gustarles, así que les hice fotos durante toda la mañana.


Al otro día pusimos en marcha el proyecto del libro. Pensamos en poner el nombre de la mascota, un dibujo y la foto de cada niño y niña. Una vez terminado, lo paginamos, elaboramos las cubiertas y la portada entre todos. Las dos últimas hojas fue una propuesta de los alumnos en el último momento: quisieron rehacer un dibujo de sus peluches, recortarlas y ponerlas todas juntas en la última página, como una sorpresa. Esto nos hizo enlazar nuestro libro con el de Monky.
Días después encuaderné el libro y se lo fueron llevando a su casa para enseñarlo- Ahora está en la biblioteca de aula y es uno de los libros que más éxito tiene.

Mirian

0

Algunos días son diferentes…

Hace mucho que no escribo una reseña. ¿Cómo podríamos explicarle a alguien que nunca hubiese escuchado esta palabra lo que significa? Podría ser…

Recuento

Emocionado de recuerdos y

Sensaciones que surgen al

Entonar la lectura de un cuento a peque-

Ños escuchantes o

Adultos

No sé si el acróstico la define, pero en mi caso eso es lo que les da contenido a las reseñas . Últimamente estoy desentrenada. Hoy vuelvo a intentarlo, porque leyendo “Los pájaros” la experiencia lectora de este álbum ilustrado forma parte o más bien hizo posible -y no siempre se consigue- que mi día fuese diferente.

Una compañera del grupo había leído el libro y realizó una bellísima reseña , de esas que te invitan a acercarte a la historia. Otra compañera del grupo comentaría que no nos iba a suponer mucho trabajo leerlo, porque como dice uno de sus alumnos “ es casi una historia para mudos”, o por lo menos una historia para tímidos.

La narración va acompañada de poco texto,  apenas unas cortas frases que nos pueden pasar inadvertidas, pero que están escritas para ser descubiertas.

Mi R-E-S-E-Ñ-A -permitidme usar el acróstico sugerido-, nacida al calor de mi pequeño grupo de doce expectantes oyentes de corta edad -de 3 a 5 años-hubiese necesitado el apoyo de una filmación del momento para ver sus caras, sus atentos y brillantes ojos, su comprensión acertada del transcurrir de la narración .

Sin lugar a dudas del texto disfrutaba más yo.  Y puede que ese día , ese día diferente, fuera eso lo que también ayudó a que ellos se emocionaran con el cuento; Pero para ellos lo importante, lo que les llegaba, eran las imágenes, los colores, los espacios, las esperas… Entonces, como un auténtico tesoro para enriquecer aún más el momento lector, ¡¡se adelantaron al final!! Incluso podríamos decir que lo redondearon:

MAESTRA: -“El señor se marcha en su camión por el mismo camino del desierto por donde  había venido… ¿qué pasará ahora?”

NIÑOS: -“¡¡¡el pajarito vuelve!!!” -Gritos de alegría cuando ven que aciertan.

MAESTRA- ¡Vaya,  pensasteis lo mismo que el autor de este cuento!

NIÑOS: (Antes de que me dé tiempo a preguntar) – ¡Seguro que ahora  vienen todos!

Al volver la página os podéis imaginar lo que pasó.

03oiseaux024

Pero el pequeño  -y a la vez para mí inmenso- detalle, que fue un auténtico tesoro y que bastó para enriquecer el instante, fue el final que anticiparon:

NIÑOS: -¡¡¡Se van a llevar al camión y al señor volando!!!!

Os lo prometo: No me lo invento. No pasa siempre, pero algunos días son diferentes… y aunque no consigamos cambiar el mundo estos momentos ayudan.

Quisiera terminar con otro fragmento de un libro que recordé al leer éste -y es que últimamente siento que los libros se enlazan, se enredan unos con otros:

“ Hay momentos especiales/ en mi vida,/ si a la Luna sé mirar cuando sonríe,…”

Así comienza  Mi Dinosaurio, de Mark Alan Weatherby publicado por la Editorial Kokinos, que es un álbum-poesía o una poesía hecha álbum…

Mirta

0

La riqueza de la lectura compartida

Siempre quise pertenecer a este grupo.  Durante los cinco años que se reunió en el centro de formación del profesorado,  esos martes en que había sesión rabiaba detrás del mostrador de la librería por tener que estar en mi Bosque –este bosque que adoro por todo lo que me da- en lugar de rodeada de personas interesantes compartiendo sus lecturas.

Menos mal que mis otras brujas, Beatriz y Olalla, me lo contaban todo con pelos y señales: el éxito o fracaso de los libros propuestos, las intensas experiencias de lectura compartida en las aulas, las anécdotas, las risas.

Menos mal que ahora las tengo aquí y puedo disfrutar de esa red de lecturas tan enmarañada como las ramas de los árboles, que aporta tanta belleza y conocimiento, haciéndome crecer como profesional y como persona.

Una de las cosas que más me interesan de este grupo es la cantidad de conexiones con otras lecturas que surgen de la reseña de un libro.  Cuando nos reunimos, la dinámica es la siguiente: cada una de nosotras comenta su experiencia de lectura compartida –en el aula, en familia, etc. -de los libros que se ha llevado en préstamo la sesión anterior de la biblioteca de TresBrujas que tenemos en la librería. De la lectura más interesante (álbum ilustrado, novela o ensayo)  escribe una reseña, que se lee en voz alta.  A partir de este momento, las demás aportamos detalles de nuestra propia experiencia con el libro, o proponemos otras lecturas en diferentes soportes que estén relacionadas.

He aquí un ejemplo excelente que refleja muy bien la riqueza del proceso:  A partir de la lectura de Natalia C.V. de su reseña de Los pájaros- con banda sonora incluida-, Mirta nos aportó su propia experiencia de lectura, que más tarde reflejó en esta entrada.   Y Emma nos sugirió este magnífico corto: Birds on the wires.

Un mismo libro: varias lecturas, varios soportes (texto, imagen, audiovisual, musical). Un árbol de ramas enmarañadas que pasa a formar parte de nuestro bosque de lecturas.

2

Quiénes somos: de la mudanza al Bosque

Nada permanece.

Por cambios institucionales tuvimos que abandonar el centro de formación de profesorado en el que nos reuníamos, y unas brujas propusieron acogernos en su Bosque.

Las mudanzas no son sólo cambios geográficos, siempre nos transforman.  Mudar de casa es como mudar de piel, y aunque la esencia sigue siendo la misma, en nuestro grupo de Selección de Lecturas hay cosas que han cambiado.

Nuestro grupo de lectoras (¿para cuándo algún lector?) es más diverso: profesionales de la educación de infantil, primaria y secundaria; una librera; dos especialistas en promoción de la lectura; una socióloga/educadora.  Seguimos juntándonos en círculo –ese círculo de la vida tan imprescindible- para leer, reír, conversar, compartir.  Porque encontramos compañeras de viaje con las mismas inquietudes, con otras formas de mirar que nos enriquecen y nos reflejan y nos acompañan. Como una vez escribió AnaN: “Vengo a este grupo porque me hace feliz, porque me revuelve por dentro, me hace sentirme yo misma, me hace conocerme mejor, ser mejor persona, mejor madre y mejor maestra. Espero con impaciencia las tardes de los martes para compartir con mis compañeras  un poquito de mí misma; porque, como muchas veces decimos, hablar de tus lecturas favoritas es darte a conocer como persona”

También contamos las cosas de otra manera: los que nos seguís desde hace tiempo en nuestro otro blog detectaréis, principalmente, un cambio en la manera de contar.  Está en parte propiciado por el té y los dulces con los que acompañamos los comentarios cuando nos reunimos para compartir lecturas.  También por el ambiente  más informal, distendido, alejado de lo oficial y lo académico.   Pero sobre todo por el cambio de narrador: nuestra librera anfitriona será la que vaya hilando lecturas y experiencias como las heroínas de los cuentos tradicionales.

En cualquier caso, hemos creado este bosque de lecturas en el que esperamos que os sintáis como en casa. Y hemos creado nuevos contenidos que ojalá os  resulten tan interesantes y útiles como siempre.